Portal municipal de Sopela - El Ayuntamiento de Sopela inaugura el mural “Grulla sobre dorado” para dotar de luminosidad a un punto negro del municipio

El Ayuntamiento de Sopela inaugura el mural “Grulla sobre dorado” para dotar de luminosidad a un punto negro del municipio

El Ayuntamiento de Sopela ha inaugurado este lunes el mural “Grulla sobre dorado” con el propósito de eliminar y dotar de luminosidad a uno de los puntos negros del municipio, localizado en la calle Enrique Urrutikoetxea, junto a las vías del metro. Una zona que presentaba un aspecto “bastante degradado”, pero que con esta nueva composición adquiere “un cariz mucho más colorido, luminoso y amable, dándole más visibilidad a la zona”, asegura el alcalde Josu Landaluze.

En palabras del autor, el pintor santurtziarra Jon Mao, “Grulla sobre dorado” es un mural “envolvente” conformado por “tres paredes que suman casi 300 m2 y 110 metros lineales” y que nace de la premisa de crear algo “luminoso, amable y harmónico”, buscando transformar el aspecto de la zona de una manera “sugerente”, de forma que “invitara a la gente a pasear por la zona o por lo menos quitarle esa sensación de ansiedad”.



“Los jardines que rodean esta zona fueron un poco los que me inspiraron a pensar que la naturaleza volvía un poco a recobrar este espacio demasiado urbano. El objetivo era traer de vuelta esa amabilidad de la naturaleza con el simbolismo que además tiene la grulla por su connotación de felicidad y positivismo”, destaca el muralista.

Ciclo vital de la grulla

Los tres murales están inspirados en la cultura tradicional japonesa y conforman el ciclo vital de la grulla. En cada una de las paredes se puede contemplar una etapa  concreta de este ciclo. Desde el cortejo y la crianza hasta las multitudinarias colonias que se reúnen por miles para iniciar sus largas migraciones.

A la hora de destacar las razones por las que se decantó por la grulla, Mao sostiene que es “el pájaro de la inmortalidad y se representa habitualmente con los atributos de la longevidad, paz y el vuelo sin sobresaltos, cosa que he querido plasmar en la obra”.

Un trabajo “titánico y complicado”

Mao admite que el proceso de composición de la obra, que comenzó en septiembre de 2021, ha sido un trabajo “titánico y complicado” debido a las dimensiones de la obra y la compleja ubicación de la misma, pero a su vez, algo “totalmente enriquecedor y gratificante”. “Los murales están situados en una zona de paso y el transito ha sido algo complejo y complicado, lo que ha hecho que la culminación de la obra se haya extendido más de lo esperado  aunque creo que la gente ha sido consciente de que el tiempo era necesario para hacer esta obra”, admite.