Larrabasterra cuenta con una nueva zona verde en la recuperada vega de Urko

Larrabasterra contará a partir de mañana, 1 de abril, con un nuevo espacio verde en la zona de Urko. Hoy se ha comenzado a retirar las vallas que hasta ahora han rodeado la vega, por lo que los vecinos y vecinas podrán disfrutar de esta nueva zona que ha sido regenerada.

El objetivo de la actuación desarrollada por el Ayuntamiento de Sopela ha sido regenerar de forma ecológica la zona, que se encontraba degradada, imitando los pasos de la naturaleza (un caso de ecología aplicada).

Las obras comenzaron en el mes de octubre, y sus principales objetivos han sido los siguientes:

-       Regenerar los ecosistemas propios de Urko, aumentando la biodiversidad de la vega y su entorno.

-       Acercar el espacio a los y las sopeloztarras habilitando un nuevo pulmón verde a Larrabasterra.

La actuación, a grandes rasgos, ha consistido en recuperar la vegetación de la zona, posibilitando la implantación de nuevos hábitats y complementando la regeneración ambiental con el uso público. Se trata de un proyecto novedoso, de ecología aplicada, puesto que se ha recompuesto una zona degradada imitando los pasos que la propia naturaleza da de forma espontánea.

Para ello se ha plantado una franja de bosque autóctono vinculado a los ríos Gobela y Lemotza, se han creado dos charcas  protegidas en el centro del espacio y todo ello ligado por una pradera silvestre equipada con un camino que invita a pasear y a disfrutar del lugar.

Las obras se han realizado en la parcela situada en la mitad norte de la vega de Urko: en el área inundable situada entre los cursos fluviales de Gobela y Lemotza. El hecho de que dicha zona sea inundable ha resultado fundamental para desechar otros planes, como prolongar las infraestructuras deportivas, y proponer actuaciones de mejora ambiental de la misma. 

Con el fin de potenciar un aumento significativo de la biodiversidad en Urko, se han llevado a cabo las siguientes acciones:

-       Regeneración del bosque autóctono: en las zonas más cercanas a los márgenes del río Gobela y el arroyo Lemotza se han regenerado franjas de bosque de ribera con un ancho suficiente para que puedan albergar la mayor cantidad de especies de este hábitat. En el perímetro interior se ha creado una franja de robledal que amortigüe la transición entre el bosque de ribera y la pradera.

-       Creación de charcas: se han creado dos charcas, aportando así un plus de biodiversidad que se complementará con el de las zonas riparias.

-       Prevención de la instalación de nuevas poblaciones de plantas invasoras. La regeneración ecológica es la mejor manera de evitar que en el futuro se instalen especies oportunistas con poder para ocupar el terreno desplazando a las comunidades propias de la zona.

Las intervenciones han generado una mejora y reconstitución de los hábitats de la zona, lo que provocará una mayor probabilidad de asentamiento y expansión de especies catalogadas como amenazadas (anfibios, aves etc.).

Por el momento, la hierba ha germinado aproximadamente en un 80% de la superficie de pradera natural. De momento se dejarán sectores sin segar, permitiendo que la pradera se desarrolle hasta cumplir un ciclo completo y las flores diseminen sus semillas generando un movimiento de especies en el lugar.

Poco a poco los arbustos han empezado a brotar y cada vez es más frecuente el avistamiento de patos y otras especies de fauna en las proximidades de las charcas.

Pero para poder contemplar la regeneración completa de la vega, será necesario esperar años, hasta que crezcan del todo los arbustos y árboles etc.

El proyecto ha sido impulsado por el Ayuntamiento de Sopela, y el proyecto ha sido elaborado por La Suma Paisajistas. El coste de la obra ascenderá a 191.021 euros + IVA, aunque el proyecto está financiado al 80% por el Gobierno Vasco y la Diputación de Bizkaia, después de que el Ayuntamiento solicitase las subvenciones pertinentes.

Además, en la plantación de árboles los vecinos y vecinas tuvieron la oportunidad de participar, a través del “auzolan” que organizó el Ayuntamiento de Sopela el pasado 28 de diciembre.

Para el Equipo de Gobierno, la actuación de Urko demuestra que construir no tiene por qué ser igual a llenar nuestro patrimonio natural de cemento, que construir no tiene por qué ser igual a especular, a destruir Sopela. El ejemplo de los dos modelos distintos se puede contemplar actualmente en Larrabasterra. Por un lado, en la zona de Loiola, la herencia dejada por el anterior Equipo de Gobierno, se esta destruyendo todo el entorno de forma agresiva, al igual que se ha hecho en los últimos años con otras zonas del pueblo.

En Urko, sin embargo, se puede ver que también se puede seguir el sentido inverso, y en lugar de llenar nuestro entorno natural de cemento, devolver al verde el espacio que le corresponde.

HACIENDO CLICK AQUÍ PODRÁS VER EL VÍDEO DEL AUZOLAN CELEBRADO EN LA VEGA DE URKO.