Vecinos y Ayuntamiento muestran su preocupación por los accesos y el tráfico del Hospital de Urduliz

El Ayuntamiento de Sopela organizó el pasado 12 de febrero una reunión vecinal para informar a los vecinos y vecinas sobre la información que dispone el Equipo de Gobierno sobre los accesos al Hospital de Urduliz, y recibir así mismo la opinión y aportaciones de los vecinos y vecinas.

Tal y como se pudo comprobar en la reunión, a la que asistieron 70 vecinos, en su mayoría de calles como Gatzarriñe, Enrike Urrutikoetxea u Olabide, existe una importante preocupación sobre los posibles problemas que podría crear el tráfico al Hospital.

En primer lugar, la alcaldesa Saioa Villanueva y el teniente alcalde Alain Goldaraz informaron a los vecinos y vecinas de la situación actual. Tal y como explicaron, con los accesos actuales existirían tres vías para acceder al hospital: atravesando la calle Olabide, siguiendo por la calle Gatzarriñe hasta el Garden Center accediendo por Urduliz, o atravesando el centro del pueblo de Sopela.

El Equipo de Gobierno explicó que, en principio, según los datos con los que cuentan, tanto Osakidetza como el Ayuntamiento de Urduliz, han priorizado la vía de Olabide. Esto, para Sopela conllevaría un aumento de tráfico considerable: en el centro de Larrabasterra, en la calle Gatzarriñe, en el cruce de Gatzarriñe y Olabide, en la propia calle Olabide etc. Además, dicha calle cuenta con numerosos badenes para reducir la velocidad (al tratarse de una zona resindencial), y los vehículos tendrían que atravesar semáforos, un bidegorri, pasos de cebra elevados etc.

El Equipo de Gobierno remarcó la escasa información con la que han contado sobre este proyecto, a pesar de la evidente incidencia que va a tener en Sopela. Además, subrayaron que no comparten la gestión que se ha llevado a cabo sobre este tema, partiendo del mismo enclave en el que ha sido construido el hospital, que no es el más adecuado, debido a su falta de accesos y al entorno natural en el que ha sido construido.

También recordaron que las calles de Sopela, no están preparadas para recibir todo el tráfico de toda la comarca. Y que la nueva carretera que plantean construir al final de la calle Olabide, no debería ser sufragada por el Ayuntamiento, sino que en el caso de que se construyera debería ser de uso comarcal.

Con el fin de buscar una solución integral a este problema, el Equipo de Gobierno informó de que ya han convocado a todas las instituciones implicadas en el proyecto del Hospital de Urduliz a una reunión, con el objetivo de analizar todos estos problemas y encontrar soluciones. Dicha convocatoria fue aprobada por el pleno con los votos favorables de Bildu y PSE-EE, y los votos contrarios de EAJ-PNV y PP.

Preocupación también entre los vecinos

Los vecinos y vecinas de las posibles zonas afectadas también mostraron su honda preocupación por los accesos al hospital. Estas fueron algunas de las aportaciones recibidas:

-       Se mostró preocupación por el futuro bidegorri que el Ayuntameinto pretende construir por la calle Gatzarriñe hasta la Ikastola Ander Deuna, puesto que el aumento del tráfico podría poner en el peligro la seguridad de los niños y niñas.

-       Se subrayó que el lugar en el que ha sido construido el hospital no es el más adecuado, puesto que no cuenta con accesos de ningún tipo, y las Peñas de Santa Marina era un enclave a proteger.

-       En general se vio la situación bastante complicada, puesto que el Hospital ya esta hecho y no se ven soluciones viables.

-       Se abogó por buscar una solución que fuera respetuosa con el entorno natural y con la calidad de vida de los vecinos y vecinas.

-       Varios vecinos recordaron que a día de hoy ya existen problemas de tráfico en la calle Gatzarriñe y Enrike Urrutikoetxea, y que el aumento del tráfico podría hacer la situación insostenible.

-       Remarcaron que en algunos puntos de la calle Olabide quizá habría que poner semáforos para bajar la velocidad, y desde luego no quitar los badenes que están puestos actualmente.

-       Se subrayó que el itinerario propuesto (por la calle Olabide) no es correcto y es necesario encontrar otra vía.

-       Remarcaron que la calidad de vida de los vecinos y vecinas de esa zona bajaría considerablemente (contaminación, ruidos, peligrosidad etc.), pero que se ha optado por la vía más fácil.

-       Un vecino propuso que se siga construyendo la “variante de Sopela”, es decir, desde la rotonda de la pasarela se construya una carretera hasta la calle Ripa atravesando Manene.

-       Los vecinos valoraron positivamente el hecho de llamar a una reunión a las instituciones implicadas en el proyecto.

-       Se puso en valor la importancia que deben tener los peatones, por encima de los vehículos privados.

-       Varios vecinos agradecieron al Equipo de Gobierno la convocatoria de la reunión.