El Ayuntamiento adopta el compromiso de implantar paulatinamente medidas contra el robo de cable

El Ayuntamiento adoptará también las medidas oportunas para que en los proyectos de obras de urbanización que se aprueben en adelante se incluya la adopción de medidas para la eficiencia energética y anti-robo de cables.

Durante los últimos años se está sufriendo el robo de cable de la instalación de alumbrado público, normalmente en espacios de baja densidad, lo que provoca además de la falta del servicio un cuantioso gasto para el Ayuntamiento. Hasta la fecha de hoy se ha procedido al robo de cable en la zona deportiva de Urko y en los sectores residenciales Asu, Bareño y Zaldu (parque de la Ballena) ascendiendo a la cantidad de 20.128 euros.

Se han estudiado varios sistemas para evitar el robo de cable pero la solución no es sencilla. No obstante, el servicio técnico del Ayuntamiento ha realizado un informe proponiendo la adopción de un determinado sistema compatible con medidas que se van a instalar para el ahorro energético.

En dicho informe, además de recomendar la adopción de este sistema, se recomienda iniciar su implantación por los sectores de baja densidad.

Por último, el informe llama la atención sobre el beneficio que supondría adoptarlo en instalaciones de nueva ejecución, como es el caso del sector Loiola, que aún no ha realizado la obra eléctrica, ya que así, la instalación contaría desde un principio con un sistema anti-robo.

La instalación de las obras de urbanización del sector de Loiola, que se está efectuando según el proyecto aprobado por el Ayuntamiento, corre a cargo de la Junta de Concertación de los propietarios. Pero esas instalaciones, una vez terminadas, pasarán a propiedad municipal y deberá ser el Ayuntamiento quien se haga cargo de ellas.

Para el Ayuntamiento supondría una considerable ventaja recepcionar las instalaciones eléctricas que luego serán municipales, teniendo ya instaladas las medidas anti-robo. Sin embargo, dichas especificaciones no están contempladas en el proyecto de urbanización y su implantación supone un encarecimiento, no muy alto, pero encarecimiento, sobre el proyecto aprobado, en perjuicio de los intereses de la Junta de Concertación de dicho sector.

Por todo ello, el Pleno del Ayuntamiento de Sopela ha adoptado el siguiente acuerdo:

1.- El Ayuntamiento de Sopela, tomando en consideración el informe técnico, expresa el compromiso de ir implantando paulatinamente medidas contra el robo de cable.

2.- El Ayuntamiento adoptará las medidas oportunas para que en los proyectos de obras de urbanización que se aprueben en adelante se incluya la adopción de medidas para la eficiencia energética y anti-robo de cables.

3.- El Ayuntamiento expresa su compromiso de instar la implantación de dichas medidas en las obras de urbanización ya aprobadas, previo acuerdo con los propietarios correspondientes, asumiendo el diferencial del coste que suponga la implantación.

4.- El Ayuntamiento iniciará negociaciones con la Junta de Concertación del sector Loiola con el fin de llegar a un acuerdo para que dichas medidas puedan implantarse en la obra de ejecución, previa suscripción del oportuno convenio que permita modificar el proyecto de urbanización, asumiendo el Ayuntamiento el diferencial del coste.

Estos compromisos han sido adoptados después de que fueran ratificados en el pleno celebrado el pasado 17 de diciembre. La propuesta partió de alcaldía (Bildu) y obtuvo el respaldo de los 7 concejales de Bildu, los siete de EAJ-PNV y la única concejala del PP. Los dos representantes del PSE se abstuvieron en la votación.