Rechazo del Ayuntamiento de Sopela a la LOMCE

El pleno del Ayuntamiento de Sopela ha aprobado una moción en la que se rechaza la LOMCE impulsada por el Gobierno español y llama a “construir nuestro propio sistema educativo”. La moción fue aprobada por 16 votos a favor (7 representantes de Bildu, 7 representantes de EAJ-PNV y dos de PSE-EE) y tan sólo uno en contra (la concejala del PP).

La moción aprobada dice lo siguiente:

Hace tiempo que la ciudadanía vasca y su comunidad educativa emprendimos una labor de construcción de nuestro propio sistema educativo capaz de responder a las necesidades de nuestro país. Un sistema que con el esfuerzo de todos, agentes educativos, sociales y políticos a lo largo del tiempo, hemos conseguido situar en parámetros de calidad y equidad equiparables –y en muchos casos superiores- a los indicadores europeos. A pesar de que aún queda un largo camino por recorrer los pasos dados en esta dirección y los frutos obtenidos han sido enormes alcanzando amplios acuerdos entre el alumnado el profesorado y la ciudadanía. Un modelo capaz de:

  • ⁃  Crear estudiantes euskaldunes y multilingües

  • ⁃  Dentro de un currículum escolar propio

  • ⁃  Basado en la participación y en la autonomía

  • ⁃  Basado en la educación inclusiva idónea para la construcción de la escuela para todas y todos

    Ahora nos encontramos ante la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa que recientemente ha aprobado el Consejo de Ministros, es decir, ante la LOMCE, impulsada por el ministro Wert. Esa nueva reforma ha causado una gran polémica en la comunidad educativa, y en general, entre toda la ciudadanía vasca. Polémica porque se trata ya de la séptima reforma en los últimos 30 años, polémica porque supone un paso atrás de 40 años en el ámbito educativo, y polémica, sobre todo, porque supone un ataque directo contra los pilares de un sistema educativo que tan amplio consenso ha conseguido entre el alumnado, el profesorado y las madres y padres y entre la ciudadanía vasca

    La Ley Wert no ha sido concebida para ser acordada sino para ser impuesta valiéndose de la mayoría absoluta del Partido Popular. Es una ley que segrega a los alumnos a edad temprana lo que tendrá consecuencias en nuestro modelo social.

    La LOMCE relega al euskara a una lengua de tercera clase, dando prioridad al castellano y al inglés, poniendo en peligro la labor llevada a cabo hasta ahora priorizando los modelos que no euskaldunizan y poniendo límites a los modelos que euskaldunizan imposibilitando el establecimiento de un nuevo marco lingüístico que garantice los derechos de euskaldunización de todas las alumnas y alumnos.

Además este proyecto recentraliza el currículum invadiendo nuestras competencias en materia de educación, tomando el control absoluto de las asignaturas troncales y de los criterios de evaluación, estableciendo así un currículum acorde a la ideología del gobierno del PP, obligando a cursar una materia alternativa a la religión y postergando la educación pública. Las reválidas uniformizarán nuestra educación y convertirán nuestros centros educativos en academias preparatorias de la prueba rebajando notablemente el nivel del Sistema Educativo Vasco e impidiendo la construcción de un currículum propio.

En cuanto a la participación y a la autonomía, la administración educativa se hará con el control absoluto de las decisiones de los centros educativos, correspondiendo a la misma la selección de la dirección de los centros educativos.

Respecto a la escuela para todas y todos, está claro que el sistema de evaluación, las trayectorias escolares y los medios de financiación que se proponen en la mencionada ley provocarán una clasificación precoz basada en la imposibilidad de elección de los alumnos, impulsando una escuela segregadora en lugar de una escuela inclusiva.

Todo ello supondrá la vulneración total de los derechos educativos y lingüísticos, de la totalidad de la ciudadanía, en lugar de garantizar el desarrollo integral y crítico para gozar de una vida libre, digna y autónoma en clave de igualdad de oportunidades en la educación, puesto que traerá consigo una educación segregadora y elitista al alcance de unos pocos. El contenido de la Ley confirma un giro ideológico hacia las tesis más conservadores y propone una nueva versión de la LOMCE aún más regresiva.

Teniendo en cuenta todo lo expuesto, el Pleno adopta el siguiente:

ACUERDO

  • ⁃  El Ayuntamiento de Sopelana rechaza la LOMCE, porque supone una clara vulneración de los derechos educativos que nos corresponden.

  • ⁃  El Ayuntamiento de Sopelana rechaza la LOMCE por recentralizadora y segregadora del alumnado en edad temprana.

  • ⁃  El Ayuntamiento de Sopelana rechaza la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa porque trata de imponer un sistema educativo que recorta profesores y becas alejándose de las directrices de equidad exigibles en la educación contemporánea.

  • ⁃  El Ayuntamiento de Sopelana rechaza la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa por quebrar los consensos lingüísticos, relegando al euskera a un segundo plano y por vulnerar nuestras competencias en materia de Educación, dificultando el camino hacia la construcción de un modelo propio y público y que garantice la igualdad de oportunidades de todas las personas y responda a las necesidades lingüísticas de nuestra comunidad.

  • ⁃  Ante esta situación, deseamos hacer un llamamiento tanto a la comunidad educativa como a la ciudadanía, así como al Parlamento y Gobierno Vascos, para que junto a las voces de progreso y de distintos colectivos sociales manifiesten su desacuerdo con la Ley Wert y multipliquen sus fuerzas en la construcción de nuestro propio modelo educativo.